• Eneas Gárriz

La Historia... nuestra historia

Este proyecto fue consecuencia de un montón de casualidades. Pero, si quieren saber la verdad, todo empezó cuando tres amigos decidieron que salir a un boliche ya había pasado de moda - ponele - y eligieron salir de excursión (muy recomendados los tours de Buenos Aires Misteriosa, a googlear que no tengo la info a mano).


DMOD es la cafetería que siempre soñamos. El lugar donde convergen nuestras pasiones. El puntapié para soñar. Una vez Barracas nos atrajo con la leyenda de Felicitas, ahora estamos abriendo en este mismo barrio nuestra primer cafetería.

La idea era recorrer lugares de "terror" que esconde la Buenos Aires nocturna. Fue así que llegaron a la Iglesia de Felicitas Guerrero. Lugar del que se dicen muchas cosas, entre ellas que se puede avistar el espíritu de una Felicitas desdichada que murió víctima de amores no correspondidos.

Según dice la misma leyenda, quienes toquen las rejas de su iglesia conocerán al amor de sus vidas. El deseo que siempre tuvo ella y no pudo cumplir. El Romeo y Julieta made in Argentina y puesto a prueba por los tres amigos.


Había una vez unas rejas que poseían una magia particular. Dicen las lenguas esotéricas que fue Felicitas Guerrero, quien luego de una vida de desamor, las hechizó para que toda aquel que las toque encuentre, en su próxima conquista, el amor de su vida. Así fue para nosotros. Que desafiando la leyenda nos conocimos. Nos enamoramos. Nos mudamos. Y ahora emprendemos juntos.

Años después, uno de estos tres amigos y su pareja se mudan a Barracas. Sin saber que a pocas cuadras estaba esa iglesia. Se mudan al edificio MOCA, un complejo de viviendas alguna vez sede de Casa Foa. El edificio era la puesta en valor de lo que supo ser la Fabrica de Bagley, sí de las galletitas, pero que antes de ser conocido por las galletitas lo fue por la Hespiridina: la primer marca registrada de Argentina.


Decidimos mudarnos a un edificio no muy lejos de la iglesia con las rejas hechizadas. Con esa divertida inconsciencia de las casualidad fue que nos mudamos y años después decidimos emprender.

Apasionados por el teatro (de ahí el escenario), seguidores de distintos autores (de ahí la biblioteca) y por sobre todo con gran pasión al servicio y la buena calidad, fue que decidimos abrir la cafetería.

Porque queríamos emprender, porque queríamos apostar a un nuevo negocio, a un concepto que se acople a tendencias de alimentación sana, comida equilibrada, propuestas diferenciadas y -sobre todo- buena calidad.


DMOD fue el proyecto que nos animó. Ese lugar que reunió nuestras pasiones de té, libros, música y arte. Ese lugar que se convirtió en el café de paso, el segundo living, el rincón de lectura, la salida cultural a pasos de casa.

Creer o reventar... de Felicitas a DMOD hay un simple roce con sus rejas.

Y una vez más nos encomendamos al poder de Felicitas Guerreros, para que sea un nuevo felices para siempre, uno que esta vez te incluya a vos.


65 vistas
DMOD

© 2023 by The Cafe. Proudly created with Wix.com